Los analistas ya lo ven铆an advirtiendo y el Indec finalmente lo admiti贸: la ca铆da en la actividad econ贸mica est谩 provocando un aumento en la desocupaci贸n. Con una recesi贸n que podr铆a profundizarse en los pr贸ximos meses y un d茅ficit fiscal que resta opciones de acci贸n al Gobierno, los resultados oficiales del mercado laboral, que siguen generando dudas, podr铆an empeorar en lo que resta del a帽o.

Seg煤n el Indec, en el segundo trimestre de este a帽o la tasa de desocupaci贸n se ubic贸 en 7,5% de la poblaci贸n econ贸micamente activa (PEA). La tasa es mayor en 0,3 puntos porcentuales a la del mismo per铆odo del a帽o pasado.

El crecimiento del desempleo, adem谩s, estuvo acompa帽ado por una marcada ca铆da en la tasa de actividad (la relaci贸n entre la PEA y la poblaci贸n total), que pas贸 de 46,5% a 44,8% entre el segundo trimestre de 2013 y el mismo per铆odo de este a帽o, y en la tasa de empleo, que cay贸 de 43,1 a 41,4 por ciento.

Fausto Spotorno, director de Research de Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF), pone cifras crudas a esa tendencia: “Si se toma en cuenta la poblaci贸n urbana total del pa铆s, en el 煤ltimo a帽o se perdieron 230.000 puestos de trabajo. De ese total, 200.000 personas salieron de la PEA [dejaron de buscar trabajo] y 30.000 pasaron a la desocupaci贸n. Si las personas que salieron de la PEA siguieran buscando trabajo, la tasa de desempleo ser铆a de 8,7 por ciento”.

La tasa de empleo de 41,4% que el Indec reporta para el segundo trimestre de este a帽o es la m谩s baja desde el 40,7% reportado en el primer trimestre de 2006. En tanto, la tasa de actividad de 44,8% es la m谩s baja en la serie que empieza en 2003.

Al respecto, un informe de Empiria Consultores se帽ala que la ca铆da de la PEA es “muy llamativa” y que se trata de “uno de los menores porcentajes de trabajadores activos de la regi贸n”. Y a帽ade: “La ca铆da en la PEA en contextos de retracci贸n del empleo se da habitualmente en pa铆ses de alto ingreso per c谩pita, donde al bajar el costo de oportunidad de quedarse en el hogar (y al tener las necesidades b谩sicas cubiertas), la b煤squeda de empleo tambi茅n cae, pero no parece el caso de la Argentina actual, con salarios deteriorados por la inflaci贸n y ca铆da en el empleo. De todas formas, aun si la PEA no estuviese distorsionada, en el marco econ贸mico actual estar铆a reflejando 芦desempleo oculto禄, ya que ser铆a el mismo contexto el que har铆a que los trabajadores desempleados desistan de la b煤squeda laboral”.

En el 煤ltimo informe sobre los indicadores del mercado laboral, el Indec advierte acerca de “cambios en los 谩mbitos geogr谩ficos y la poblaci贸n de referencia de la EPH [Encuesta Permanente de Hogares, sobre la base de la cual se elabora el informe sobre empleo y desempleo]”.

Para el jefe de Investigaciones de Idesa, Jorge Colina, m谩s all谩 de ese cambio metodol贸gico, que dificulta la comparaci贸n entre distintos per铆odos, el deterioro del mercado laboral se puede ver al comparar los resultados del segundo trimestre de este a帽o con los del trimestre inmediatamente anterior. Entre esos dos per铆odos, se帽al贸 Colina, la PEA y la cantidad de empleados aumentaron marginalmente, cuando lo habitual es que en el segundo y el tercer trimestre de cada a帽o los niveles de actividad y empleo sean mucho mayores que en el primero.

Colina tambi茅n mencion贸 que el cambio en la poblaci贸n de referencia explica menos de un punto de la ca铆da en la tasa de actividad y que aun si se tiene en cuenta ese efecto la tasa de actividad del segundo trimestre es muy baja.

Soledad P茅rez Duhalde, coordinadora de An谩lisis Econ贸mico en abeceb.com, se帽al贸 que algunos indicadores ya adelantaban el deterioro en el mercado laboral. “En la industria se perdieron 25.000 puestos de trabajo y en la construcci贸n, entre 22.000 y 30.000 puestos”, dijo, y a帽adi贸 que en la segunda mitad del a帽o sectores como el comercio podr铆an sumarse a esa lista. “Vemos una profundizaci贸n de la tendencia en el segundo semestre”, dijo.

Con ella coincidi贸 Spotorno, que prev茅 que en la segunda mitad del a帽o, “cuando actividades como el agro y la banca dejen de traccionar”, la ca铆da en la actividad ser谩 m谩s profunda que el 0,9% del primer semestre y, en consecuencia, los resultados del mercado laboral podr铆an seguirse deteriorando.

El informe de Empiria, en tanto, se帽ala: “La incertidumbre, la ca铆da del salario real y del empleo que afectan al consumo y la falta de financiamiento y las restricciones a las importaciones, que afectan a la inversi贸n, no parecen prenunciar una reactivaci贸n de la econom铆a y mejoras en el mercado laboral”. Y a帽ade: “La expansi贸n fiscal, limitada por el deterioro de las cuentas p煤blicas, dif铆cilmente pueda tener el rol que tuvo en 2009”.

Fuente: lanaci贸n.com